PastoresNavidad15_LP.jpg

Evangelicemos en esta Navidad

La Navidad se presta naturalmente para la evangelización. El intercambio de regalos, los nacimientos de Jesús, y conversaciones en las tiendas y mercados ofrecen todo tipo de oportunidades para hablar con las personas acerca de la salvación eterna —el regalo de la vida eterna. Destacamos la palabra regalo, porque muchos piensan que pueden, o deben, aportar algo a su salvación eterna —esfuerzos, ofrendas, o promesas de mejor comportamiento en el futuro. Pero las Escrituras nos dicen claramente que Dios nos justifica gratuitamente. El apóstol Pablo lo dice así: "por cuanto todos pecaron y no alcanzan la gloria de Dios, siendo justificados gratuitamente por su gracia por medio de la redención que es en Cristo Jesús" (Romanos 3: 23-24, LBLA).

Así, nuestra salvación llegó a un gran costo para Cristo (Su vida), pero gratuitamente para nosotros. Ahora, Dios nos salva libremente, pero no de forma automática. Juan 3:16, el más famoso versículo de la Biblia en el mundo, nos da la sola condición: debemos creer en Jesús. Juan, el discípulo amado, nos dice claramente: "Porque de tal manera amó Dios al mundo, que dio a su Hijo unigénito, para que todo aquel que cree en Él, no se pierda, mas tenga vida eterna" (Juan 3:16, LBLA). Los siguientes dos versículos aclarar aún más: "Porque Dios no envió a Su Hijo al mundo para juzgar al mundo, sino para que el mundo sea salvo por Él. El que cree en El no es condenado; pero el que no cree, ya ha sido condenado, porque no ha creído en el nombre del unigénito Hijo de Dios" (Juan 3:17-18, LBLA).

Ahora, cuando hablemos de Jesús en estas Navidades subrayemos la realidad de que Dios nos regala la vida eterna (ya que Cristo pagó el precio completo por ella). Entonces, utilicemos la palabra "creer" en lugar de “aceptar”. Muchos usamos la frase popular "Acepta a Jesús...", pero la Biblia realmente usa la palabra creer. Creemos cuando llegamos al pleno convencimiento de que Jesús, el Salvador, nos garantiza vida eterna, y así, nos ha salvado de la condenación (véanse Juan 3:16-18; 5:24; 11:25-27). Y, hable con sencillez y claridad. Muchas personas aún no han entendido los conceptos básicos de la salvación eterna: 1. No podemos ganarnos el Cielo; 2. Jesús pagó el precio completo por nuestra salvación; y, 3. Debemos creer en Jesús para tener certeza de vida eterna según Su promesa: De cierto, de cierto os digo: El que cree en mí, tiene vida eterna (Juan 6:47).

Regresando a la Navidad, los pastores que primero recibieron el anuncio del nacimiento del Salvador no pudieron callar sino que les hablaron a otros acerca del Salvador. El Dr. Lucas lo narra:

Había pastores en la misma región, que velaban y guardaban las vigilias de la noche sobre su rebaño. Y he aquí, se les presentó un ángel del Señor, y la gloria del Señor los rodeó de resplandor; y tuvieron gran temor. Pero el ángel les dijo: No temáis; porque he aquí os doy nuevas de gran gozo, que será para todo el pueblo: que os ha nacido hoy, en la ciudad de David, un Salvador, que es CRISTO el Señor.

Esto os servirá de señal: Hallaréis al niño envuelto en pañales, acostado en un pesebre.

Y repentinamente apareció con el ángel una multitud de las huestes celestiales, que alababan a Dios, y decían:

¡Gloria a Dios en las alturas,

Y en la tierra paz, buena voluntad para con los hombres!

Sucedió que cuando los ángeles se fueron de ellos al cielo, los pastores se dijeron unos a otros: Pasemos, pues, hasta Belén, y veamos esto que ha sucedido, y que el Señor nos ha manifestado.

Vinieron, pues, apresuradamente, y hallaron a María y a José, y al niño acostado en el pesebre.

Y al verlo, dieron a conocer lo que se les había dicho acerca del niño.

Y todos los que oyeron, se maravillaron de lo que los pastores les decían.

Pero María guardaba todas estas cosas, meditándolas en su corazón.

Y volvieron los pastores glorificando y alabando a Dios por todas las cosas que habían oído y visto, como se les había dicho. (Lucas 2:8-20)

 

Tengan una muy Feliz Navidad y estén al tanto de las oportunidades para contarles a otros acerca de nuestro Salvador y su regalo de la vida eterna.

 

Visita LOGOI.org para ver nuestros artículos, sermones, preguntas, libros y más sobre la Navidad.

¿Quieres aprender a compartir las buenas nuevas con tus familiares y amigos esta Navidad?
El curso FLET, Evangelismo Escritural, es para ti. Presiona sobre la imagen abajo para más información.

 Curso FLET Cómo evangelizar